Análisis ciberataques - Ciberseguridad

Bloquear una amenaza no es suficiente; hay que comprender y reconstruir toda la cadena de infección.

La mayoría de las soluciones de seguridad para pequeñas y medianas empresas solo están diseñadas para evitar que se instale malware en una estación de trabajo o servidor, lo que ha sido suficiente durante mucho tiempo. Las organizaciones podían detectar una amenaza cibernética en los puntos finales, evitar que el virus se propague por la red y, por lo tanto, proteger la infraestructura general.

Ciberataques. Análisis

Los tiempos cambian. Un ciberataque moderno típico no es un incidente aislado que tiene lugar en la computadora de un empleado, sino una operación compleja que afecta a una gran parte de la infraestructura. Por lo tanto, para minimizar el daño de un ataque cibernético moderno, debe bloquear el malware, pero también comprender rápidamente qué sucedió, cómo y dónde podría volver a ocurrir.

¿Qué ha cambiado en los ciberataques actuales?

El ciberdelito moderno ha evolucionado de tal manera que incluso una pequeña empresa puede ser víctima de un ataque dirigido, y no menos importante. Parte de la razón es que las herramientas necesarias para llevar a cabo un ataque complejo de varios pasos están cada vez más disponibles. Además, los delincuentes siempre intentan maximizar su relación beneficio/esfuerzo, y los operadores de ransomware realmente se destacan en este sentido. Se ha visto que muchas veces robar pequeños datos e información, para más tarde lograr un mayor objetivo donde pedir un rescate.

Una pequeña empresa puede, por ejemplo, servir como objetivo intermedio en un ataque a la cadena de suministro. Los ciberdelincuentes a veces utilizan la infraestructura de un proveedor, un proveedor de servicios on-line o un socio pequeño para asaltar organizaciones grandes. En estos casos, incluso pueden aprovechar las vulnerabilidades de día cero, una opción que requiere más esfuerzo.

Entender lo que pasó tras ser ciberatacado

Detener un ataque complejo de varios pasos requiere conocer en detalle cómo los ciberdelincuentes penetraron en la infraestructura, cuánto tiempo permanecieron, qué datos se vieron comprometidos, etc. Eliminar el archivo sería como tratar los síntomas de una enfermedad sin conocer la causa.

En las grandes empresas, el SOC, el departamento de TI o un tercero realiza estas preguntas; y para eso utilizan una solución tipo End Point. Estas opciones tienden a estar fuera del alcance de las pequeñas empresas con un presupuesto y personal limitados. Todavía necesitan herramientas especializadas para poder reaccionar rápidamente a amenazas complejas.

Bidaidea EndPoint

La forma eficaz de asegurar el bienestar de un negocio es contar con un servicio de protección de élite. Bidaidea Cuenta con un producto líder en el mercado de la ciberseguridad, se trata de un Endpoint. Con su arquitectura adaptativa por capas, ofrece la mejor solución contra amenazas sofisticadas sin afectar el rendimiento de los equipos. La suma de la tecnología de Machine Learning con la capacidad de monitorizar el comportamiento y de descubrir las pautas de ataque permiten prevenir, detectar y bloquear las amenazas, e intentos de penetración, que pasan por alto otras defensas de endpoints tradicionales como los conocidos como “antivirus de última generación”.

4.9/5 - (15 votos)